Obesidad infantil

la_dieta_sana004021Si la obesidad en su conjunto es un problema de primer orden, la obesidad infantil es especialmente importante.

El perjuicio o beneficio de las intervenciones en los hábitos de vida, es mayor en este grupo de edad, porque están en fase de desarrollo,y es más prolongado porque su perspectiva de vida es mayor. Además los niños requieren una tutela especial, por su dependencia y su menor grado de conocimientos y responsabilidad. Por tanto es especialmente importante no sólo influir sobre los individuos sino también modificar su entorno.

En cuanto a su prevalencia el problema no es menor. En España, según el estudio EnKID (2003), en el grupo de edad de 2-24 años, la obesidad aparecía en un 13.9% y el sobrepeso en 12.4%, lo que supone un 26.3% de esta población, y estas cifras hasta ahora van en aumento (claramente por encima de la media mundial).

Por primera vez en la historia de la humanidad, y en relación con el desarrollo de la obesidad infantil, se da la paradoja de que las expectativas de vida de la generación actual podrían ser inferiores a las de sus progenitores.

Puesto que no han podido existir en tan poco tiempo cambios genéticos poblacionales que justifiquen este hecho, hay que buscar los factores ambientales responsables (hábitos y entorno) y modificarlos, dentro de la perspectiva de la evolución social y el mundo en que les toca vivir a nuestros hijos.